Madres que ejercen doble rol en Ibarra

09:58 831 hits

Madres que ejercen doble rol en Ibarra

Ratio:  / 1
MaloBueno 

madresdoblelabor
Ibarra.- Cuatro de cada diez madres están casadas en Ecuador, según las estadísticas del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos y dos de cada diez son jefas de hogar.


Liliana Maldonado es madre soltera, tiene 46 años, un hijo de 7 y una hija de 20 años.

El rol de ser madre y padre a la vez dice que es estar pendiente de todo: de la manutención, el trabajo. “Pero con el apoyo de la familia, que es muy grande, también se puede salir adelante”.

La ayuda de sus hermanas es fundamental, cuenta que mientras trabaja van a retirar a su hijo de la escuela. En cambio, con otra de sus hermanas su pequeño hace los deberes.

Liliana es profesora desde cuando tenía 20 años. Inició en Otavalo y pasó por Pimampiro, allí se quedó 15 años y ahora más de 3 años imparte sus conocimientos a los estudiantes de la Unidad Educativa Ibarra.

 

Mensaje.- Actualmente Liliana solo vive con su hijo Santiago, ya que su hija Lili estudia Medicina en Riobamba. Asegura que el papá de sus hijos sí está pendiente de ellos, en algunas ocasiones asiste a los programas de la escuela.

Hoy se celebra el Día de las Madres y para Liliana, se debe reconocer siempre el esfuerzo y no solamente en una fecha específica.

Motivación.- Cada mujer tiene su propia historia. Ana Ruiz también es madre soltera, sus ojos se llenan de lágrimas antes de hablar con nosotros.
Se desempeña desde hace tres meses como evaluadora de llamadas en el ECU 9-1-1.
“Esta institución es uno de los espacios en los que se puede confirmar la incursión de la mujer en el desarrollo del país, un lugar en el que se respeta el rol de mamá que tienen muchas funcionarias, las compañeras tienen su espacio para la maternidad y lactancia. Dividir el tiempo entre el hogar, el trabajo y los hijos es el desafío diario, pero cuando se trata de una mamá ECU 9-1-1, el reto se multiplica.”
Con su voz entrecortada, Ana dice que hoy es un día de felicidad, pero también muy emotivo.
“Soy una madre soltera y es muy difícil pero no imposible. Es coordinar el trabajo, llegar al hogar a hacer todos los quehaceres y además estar pendiente de mi hija”, dice Ana, quien tiene una niña de 13 años.
Para ella es muy importante la figura paterna en una familia. “Siempre los hijos consultan por qué no tienen padre”, como lo hace su hija, dice que es complicado explicarle porque todavía no entienden.
“Pero está la colaboración y el esfuerzo que me brinda mi familia para llevar adelante esta labor, que es la crianza de un hijo sin tener el respaldo de la persona que le dio la vida”.

Consejo.- La voz de Anita sigue entrecortada. Menciona que es difícil ser madre soltera. “Cuando se acerca este día a veces me pongo nostálgica de recordar todo el esfuerzo y sacrificio, pero siempre con el amor y el cariño de la familia es mucho más fácil salir adelante”.
Anita le aconseja a las madres que pasan por la misma situación “que todo se puede, sean fuertes, sino se cuenta con el respaldo del hombre con el que se procreó un ser, siempre Dios está allí. La fuerza, la inteligencia y el trabajo nos hace mejores personas”.