Asociación de fútbol profesional de Chile firma acuerdo contra discriminación

Ratio:  / 0
MaloBueno 

chi

La Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) firmaron hoy un inédito acuerdo para prevenir y erradicar la homofobia, la xenofobia y otras formas de discriminación y violencia en dicho deporte y en los estadios.

El "Acuerdo de Voluntades por un Fútbol Inclusivo y sin Discriminación en Chile" surgió con el objetivo de prevenir nuevas sanciones de la FIFA contra Chile por los cánticos homofóbicos y xenofóbicos de los hinchas.

"Fueron nueve meses de intercambio de correos, de llamadas telefónicas y de una docena de reuniones que hoy dan como resultado el primer acuerdo de América entre un movimiento de la diversidad sexual y la asociación oficial de fútbol. Podemos decir que hemos corrido una nueva cerca de favor de la igualdad, ahora en el fútbol", sostuvo el director del área de derechos humanos del Movilh, Rolando Jiménez.

"El fútbol es pasión de multitudes, y al mismo tiempo un lugar donde el machismo, la homofobia y otras formas de discriminación se siguen expresando con mucha fuerza. Con este acuerdo, damos un paso hacia la inclusión y la igualdad plena en el fútbol, que esperamos a anime a los deportistas a asumir sin miedos su orientación sexual y a los hinchas a respetar la diversidad en los estadios", indicó Jiménez.

Con este acuerdo, ambas partes se comprometieron a "prestarse la más amplia colaboración y asistencia para el desarrollo de acciones para la defensa, formación, promoción y difusión de los derechos humanos, destinadas a la convivencia pacífica, inclusiva y no discriminatoria en el desarrollo de las actividades del fútbol chileno,".

Para tales efectos, la ANFP y el Movilh definirán en los próximos días variadas actividades contra la discriminación, algunas de las cuales se desarrollarán durante los partidos de la selección y quedarán claramente estipuladas en protocolos de activación.

En el acuerdo firmado hoy, se establece, además, que "el fútbol, como lenguaje universal puede ser un poderoso vehículo para fomentar la solidaridad y la paz social" y que es imperioso condenar "toda conducta violenta y discriminatoria en los Estadios y centros deportivos del país".

Asimismo, se señala el compromiso de fomentar y propiciar el respeto a la "universalidad de los derechos humanos" y las libertades fundamentales sin hacer distinción por motivo de "raza, etnia, color, nacionalidad, situación socioeconómica, idioma, ideología u opinión política, religión o creencia, sexo, orientación sexual, identidad de género, estado civil, edad, filiación, apariencia personal o enfermedad o discapacidad".