Brasil anticipó viaje a Quito para familiarizarse con la velocidad del balón

Ratio:  / 0
MaloBueno 

brasilRío de Janeiro (EFE).- La selección brasileña anticipó su viaje a Quito para el partido del jueves con Ecuador por las eliminatorias del Mundial Rusia 2018 para que los jugadores puedan familiarizarse con la velocidad del balón en la altitud de la capital ecuatoriana, según la Confederación Brasileña de Fútbol.

El preparador físico de la selección brasileña, Fábio Mahseredjian, explicó que la decisión de Brasil de desembarcar directamente en Quito tres días antes del partido, en lugar de aclimatarse en Guayaquil, obedece a que su temor no es la altitud de 2.800 metros de la capital ecuatoriana sino la falta de familiaridad de los jugadores con la mayor velocidad del balón en la altitud.

Según la Confederación, a los 17 jugadores que desembarcaron en la tarde del domingo y esta madrugada en Quito y que tendrán hoy su primer entrenamiento se sumarán seis que son esperados en la tarde de este lunes.

Mahseredjian dijo que la opción de concentrarse directamente en Quito sin siquiera haber entrenado en Brasil no es para intentar reducir los efectos de la altura.

"Los jugadores tendrán pérdida de su capacidad física al jugar en Quito, pero es una pérdida que no se puede minimizar. Da lo mismo llegar cuatro días antes o un día", explicó el preparador físico en declaraciones reproducidas en el portal de la Confederación.

Según el especialista, la altura de Quito no es tan preocupante como la de ciudades como La Paz debido a que sus efectos se reducen a un dolor de cabeza y a la pérdida de la capacidad para oxigenarse de forma ideal.

"En esa altitud (de Quito), el atleta sólo siente un dolor de cabeza. En mayores altitudes, en donde los síntomas son mayores y más graves, sí aconsejamos llegar en el día del partido", afirmó.

"Pero llegar antes sí permite una mejor adaptación del jugador a la velocidad del balón. Por eso aconsejamos llegar antes, para tener esa ventaja", aseguró.

El especialista agregó que muchos de los jugadores de la selección ecuatoriana viven en otros países y tendrán los mismos problemas físicos que los brasileños, pero tienen la ventaja de ya estar acostumbrados a jugar a una altura en donde el balón gana más velocidad.

Según la Confederación, en su primer entrenamiento en Quito, previsto para las 18.30 hora de Brasil (21.30 GMT), el técnico de la selección brasileña, Adenor Bacchi 'Tite', podrá contar con todos los convocados debido a que el desembarque de los seis ausentes está previsto para la tarde de este lunes.

Tite aún espera a los porteros Alisson (Roma/ITA) y Marcelo Grohe (Gremio); a los zagueros Miranda (Inter de Milán/ITA) y Marquinhos (París Saint Germain/FRA); al centrocampista Rafael Carioca (Atlético Mineiro); y al delantero Gabriel Jesús (Palmeiras).

La mayoría de los convocados desembarcó en la madrugada de este lunes en un vuelo fletado por la Confederación que partió de Río de Janeiro en la noche del domingo y los otros llegaron directamente desde las ciudades en donde viven en Europa.

Entre los 11 que viajaron desde Río de Janeiro junto con la comisión técnica estaban los delanteros Neymar (Barcelona/ESP) y Gabriel Barbosa (Inter de Milán/ITA), que hace nueve días conquistaron la medalla de oro olímpica.

Los seis que desembarcaron en la tarde del domingo procedentes de Europa fueron los laterales Daniel Alves (Juventus/ITA), Marcelo (Real Madrid/ESP) y Filipe Luis (Atlético de Madrid/ESP), y los centrocampistas Casemiro (Real Madrid/ESP), Giuliano (Zenit/RUS) y Philippe Coutinho (Liverpool/ING).