Kenia se lleva el primer oro en un maratón olímpico femenino

Ratio:  / 0
MaloBueno 

keniaJemina Jelagat Sumsong regaló a Kenia, con un ataque a dos kilómetros de meta, la primera medalla de oro en un maratón olímpico femenino, tras dejar clavada a la bahrainí Eunice Kirwa -también nacida en Kenia-, en tanto que la etíope Mare Dibaba, campeona mundial, llegó tercera.

 

Sumsong, de 31 años, venció con un tiempo de 2h24:04, nueve segundos por delante de Kirwa. Dibaba llegó a meta 26 segundos después que la vencedora.

Por primera vez en 12 años la ganadora repite continente. Las tres últimas ediciones del maratón olímpico femenino habían arrojado ganadoras originarias de tres distintos: la japonesa Mizuki Noguchi venció en Atenas 2004; le sucedió una europea, la rumana Constantina Tomescu-Dita, ganadora en Pekín 2008, y una africana, la etíope Tika Gelana, se impuso en Londres 2012. Mare Dibaba, de 26 años, ganó el maratón de los Mundiales de Pekín por delante de la keniana Helah Kiprop y de Eunice Kirwa, todas en el estrecho margen de 4 segundos, pero este año su rendimiento ha bajado: tercera en el medio maratón de Houston y sexta en el maratón de Londres, su última carrera antes de los Juegos. Sumgong ha progresado mucho desde su cuarto puesto en los Mundiales de Pekín 2015. Vencedora en Londres, ganó también el medio de Ras Al Khaimah con récord personal (1h06:58) y venía de arrasar en los 10 km de Nueva York (31:26). La carrera, con 157 atletas alineadas bajo el arco de salida, comenzó a las 9,30 en el Sambódromo —donde también rendía viaje— con 21 grados, una temperatura alta para un maratón aunque aceptable, pero agravada con un 83 por ciento de humedad, sobre un circuito batido por el sol a lo largo de un recorrido con sitios emblemáticos como la iglesia de la Candelaria o el Museo del Mañana.