09-09-2018 | 00:25
(I)

Hospital se preocupa de la salud del adulto mayor

Hay diferencias entre el envejecimiento de hombres y mujeres que dependen incluso de factores hormonales, pero en ambos casos el ejercicio es necesario.

Tulcán. El envejecimiento es un proceso natural de los seres humanos, pero definitivamente los cuidados que cada uno lleve hacen de este proceso una etapa positiva o patológica.

Así lo explica Rolando Chávez, médico especialista en atención gerontológica del Hospital Luis G. Dávila, de Tulcán, casa de salud donde hace cinco años se implementó esta especialidad.

Demanda. Para Rolando Chávez, médico especialista en gerontología, la importancia de esta especialidad radica en la cifra considerable de envejecimiento poblacional y porque este grupo es el de mayor demanda de servicios de salud.

“En medicina interna hay una ocupación de cama de 22 de un total de 25.

El 70% corresponde a personas mayores de 65 años; en consulta externa se atiende de 12 a 15 pacientes diarios”.

Enfermedades. Patologías como la hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo 2 y la insuficiecia cardiaca son las enfermedades más comunes en este grupo.

Para eso, la atención se complementa cuando es necesario con hospitalización y consulta externa.

Es importante que cada persona se preocupe por tener un envejecimiento positivo; es decir cuidar su alimentación (frutas, vegetales, no grasas ni azúcar) y ejercitarse para que pueda mantener su independencia y autonomía.

Prevención. El envejecimiento patológico es aquel donde el adulto mayor pierde su autonomía y necesita de un cuidador.

Para Alfonso Quelal, adulto mayor, la atención hospitalaria es positiva para detectar a tiempo enfermedades que puedan generar complicaciones y poner en riesgo la vida.