Suspensión del agua ocurre el 70% del mes

Ratio:  / 0
MaloBueno 

agua-tulcanTulcán. En las horas de la noche y madrugada entre 11:00 y 05:00, Fabiola Lucero, moradora del Barrio 26 de Mayo, al sur de Tulcán, dice no tener agua.
La mujer de 45 años es ama de casa y comerciante. Se levanta temprano a iniciar su jornada, pero afirma que en más de una ocasión no tiene agua.

Vecinas de Fabiola como Laura Tapia confirman esta situación al decir que a veces a medianoche tampoco hay agua. Laura piensa que la situación es insostenible por la recurrencia, sin embargo, para el acalde de Tulcán, Julio Robles, no amerita una declaratoria de emergencia porque no hay suficientes argumentos técnicos que justifiquen la medida.
"El servicio continúa, aunque seamos vulnerables", dijo.
Northon Burbano, gerente de la Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Tulcán, EPMAPA-T, explica que esta situación de la continua suspensión del servicio e incluso su corte en las noches, es verdad y reitera que esto obedece a la caducidad de vida útil de la red de conducción y distribución del agua potable de la ciudad de Tulcán, sobre todo del sector norte, comprendido desde El Terminal hasta Rumichaca, donde la tubería es de asbesto cemento y se generan, según Burbano, daños casi a diario.
De acuerdo al funcionario, el 70% del mes hay suspensión del servicio. Según cifras, en los últimos seis meses la EPMAPA-T ha contabilizado 20 daños al mes.
Los más recurrentes son las roturas de collarines, que obliga a la suspensión del servicio hasta por tres horas.
SECTORES CRÍTICOS
Las zonas sensibles, según identifica EPMAPA-T son el sector de la Av. Rafael Arellano y las calles Uruguay, Chile y Sucre, donde se asientan los barrios centrales.
Uno de ellos es la ciudadela del Maestro; aquí vive Estela Rosero de 45 años, quien es propietaria de una tienda. La moradora señala que al menos tres veces en la semana el servicio de agua potable se suspende. Cuenta que aprendió a tomar precaución: almacenar agua para la comida, el aseo y más necesidades. El problema, es que la mayoría de sus vecinos no pueden tomar las mismas previsiones porque trabajan y no pueden abastecerse.
La moradora de este sector céntrico explica que también en horas de madrugada se ha dado cuenta que no hay agua.
Desde la EMAPA-T, responden que esta situación se debe a filtraciones o fugas de agua en horas de la noche. El gerente de EPMAPA-T detalla que los cuatro tanques de almacenamiento de agua que están en Santa Rosa de Táques, almacenan hasta 7 000 m3 y otros dos hasta 5 000m3, pero se ha detectado que en horas de la noche hay fugas de agua hacia la red de alcantarillado, por lo que se pierde cerca de un 40% del líquido, lo que significaría que al día siguiente cuando el usuario abra la llave de su casa, el líquido no abastecería a los 15 mil medidores que tiene la ciudad. Es decir, si el servicio se deja abierto en la noche y madrugada, existiendo dichas fugas, significa que al día siguiente entre 8 y 9 de la mañana, que son las horas pico de consumo, no habría suficiente líquido. Por esta razón, explica, se cierran las llaves para evitar la fuga de agua. Los tulcaneños asentados en la ciudad consumen 209 litros por segundo, pero en dos años serán necesarios al menos 20 litros por segundo más.

AGUA TURBIA
A estas quejas por la suspensión del servicio y la falta de agua en la madrugada, se suma la inquietud de la calidad del agua. Hace un mes en barrios del norte como "Padre Carlos de la Vega", ciudadela 4 de Octubre, entre otras, moradores como Blanca Chunés de la Avenida Brasil, recuerda que al abrir la llaves cayó un líquido turbio. Las fotografías, incluso, se replicaron a través de redes sociales y el alcalde les atribuyó "una intención de desprestigio a la entidad municipal".
La explicación técnica de EPMAPA-T es que en casos de daños graves y estallidos violentos de la tubería como el reportado en la Colón y Junín durante la Semana Mayor, ocasionan el ingreso de tierra a la red y la contaminan. Pero según el gerente, esto es algo que ocurre en el proceso de reparación. "No se trata de que siempre el servicio sea así o de que haya una alteración física o química de la calidad del agua", precisó.
Acotó que técnicos municipales visitaron las viviendas donde ocurrió esta situación. Indicó que cuando esto ocurre, basta con permitir el drenaje de esta agua de la tubería por cinco minutos.
Si bien las cuadrillas de trabajadores están los siete días de la semana, según Burbano, esta no sería una solución real, pero de momento sí la más viable.

EL PLAN MAESTRO
La solución definitiva del sistema de agua potable la dará, según el alcalde, el Plan Maestro de Agua Potable y Alcantarillado, para Tulcán que tiene un costo de 1 millón 300 mil dólares. El plan entregaría las soluciones a corto, mediano y largo plazo. A corto: la sectorización de los barrios con la colocación de un primer grupo de 20 válvulas que servirán para minimizar el impacto en los barrios, es decir, que si hay un daño en determinado lugar no será necesario suspender el servicio en todo la parte norte, sino en un área determinada.