Tulcán es débil ante un sismo

07:52 710 hits

Tulcán es débil ante un sismo

Ratio:  / 0
MaloBueno 

tulcanTULCÁN.- Lo ocurrido en Esmeraldas y Manabí, tras el sismo de 7.8º en la escala de Ricther interroga a los tulcaneños sobre qué tan preparada está la ciudad para un desastre natural de esta magnitud; más aún cuando hace dos años los sismos se volvieron recurrentes por la actividad del complejo volcánico Chiles- Cerro Negro.  


La respuesta se compone de diversas variantes, pero una de ellas tiene que ver con las edificaciones. ¿Están las construcciones de Tulcán listas para resistir un sismo fuerte o peor aún un terremoto? Según los expertos, la respuesta es no: y de preséntarse una situación como la ocurrida en la costa, la magnitud del desastre sería similar a la que hoy atraviesa Pedernales. Así lo explica Vicente Almeida,  reconocido arquitecto de la ciudad, quien señala que las obras levantadas, tanto viviendas como edificios presentan un problema al momento de levantarse y es que los propietarios prefieren ahorrar costos y reducen material, calidad, entre otras variantes que pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte en caso de un terremoto.

MANOS EMPÍRICAS
Por ejemplo, explica que los propietarios prefieren contratar albañiles empíricos y no prestar atención a las sugerencias técnicas de los profesionales. Almeida dice que es común que la gente se niegue a hacer vigas estructurales en las losas,  tampoco hacen cajas estructurales para las gradas, se retiran columnas o se reducen sus medidas  sin previa consulta, se hacen losas con espesores menores  (15 cm) e incluso se levantan pisos en estructuras que solo resisten cierto número de plantas.
“Lo barato sale caro” enfatizó al decir que en estos temas de viviendas y edificios no debe escatimarse recursos porque son la garantía al momento de un desastre. Señala que el material debe ser de calidad e incluso su mezcla debe ser idónea con asesoría de un profesional que hace estudios estructurales y estudios arquitectónicos. Almeida, según su criterio profesional,  cree Tulcán no está preparada  para un sismo de gran magnitud. “Si ocurriera un sismo  fuerte en Tulcán muchos edificios y casas se vendrían abajo porque hay mucha construcción empírica  e improvisada que escapa al control”.  

COMISARÍA
José Paredes, comisario de construcciones del Municipio de Tulcán, explica que el Cabildo ejerce controles sobre las edificaciones; pero, acotó  es difícil porque los propietarios hacen caso omiso de las sugerencias. Citó por ejemplo que se exige que toda construcción tenga el rótulo de un profesional asesor, pero dijo que incluso hay profesionales que venden  el  rótulo para que la construcción se haga sin dar una asesoría real.
Paredes coincide en que Tulcán no está listo  en cuanto a edificaciones para resistir un sismo como el ocurrido en la costa A su juicio, de darse un hecho así un 50% y hasta 60% de las construcciones de la ciudad se hubieran visto afectadas. Y ratificó que las construcciones no son direccionadas técnicamente.
 El profesional  insistió que la Comisaría de Construcciones intenta controlar, pero, dijo, es difícil hacerlo cuando no hay la colaboración del propietario. “Es cierto que una asesoría profesional cuesta, pero la gente debe tomar conciencia que es necesario para brindar seguridad a la vida de nuestra familia”, dijo.