Torrencial aguacero en el desfile tulcaneño

00:00 689 hits

Torrencial aguacero en el desfile tulcaneño

Ratio:  / 2
MaloBueno 

pag-8Karen y Daniela tienen 16 y 14 años. Ambas, salieron apresuradas ayer en la mañana para acudir a salas de belleza, peinarse y maquillarse. Karen era parte de un grupo dancístico y Daniela integrante de una Banda Musical Estudiantil. Un arreglo impecable del cabello y un maquillaje suave pero que acentúe su juvenil belleza eran los últimos toques a la pulcritud del uniforme y traje que cada una lucía para ser partícipe de Desfile Cívico Cultural por los 165 años de cantonización de Tulcán. Sin embrago solo una, Daniela, alcanzó a lucir su atuendo tal cual.Pues cuando eran las 11:30 un torrencial aguacero cayó sobre Tulcán.

En el instante en que la Delegación de la Plaza Central cruzaba frente a la tribuna ubicada en el Parque del mismo nombre,  la lluvia fue inclemente con espectadores y participantes. La gente corrió a ponerse a buen recaudo, mientras que otros improvisaron, incluso bajo las gradas de la tribuna para escampar de la lluvia.
Las delegaciones apresuraron el paso, pero no pudieron evitar quedar totalmente empapados. También los estandartes que cada grupo traía escurrían agua. En un momento cayó hasta granizo y mientras delegaciones como el Colegio Militar trataban de mantener solemnes, el agua corría a caudales por las calles.
“Qué bien los chicos, pese a la lluvia siguen”, decía  Estela Pozo, madre de familia quien desde una carpa del Municipio intentaba observar la Banda Musical Estudiantil y las bastoneras que seguían la coreografía en medio del intenso aguacero. Tulcaneños como Ernesto Fuentes se quedaron en el Parque Central con un paraguas, otros tenían ponchos plásticos y otro tanto se agrupó en la tribuna, los graderíos de la antigua Gobernación y demás espacios.Cerca de las 12:30 y aún en medio de la lluvia pasaron los militares con un carácter totalmente solemne, disciplinado, portando estandartes  al ritmo de las marchas marciales entonadas por la Banda Militar frente a la tribuna.   
 
CRITERIOS DIVIDIDOS  
Horas antes de que el aguacero se tome el desfile, Julio Robles, alcalde de Tulcán, observaba el paso de las primeras delegaciones estudiantiles, entre estas Sagrado Corazón de Jesús, Instituto Bolívar, integradas por las Bandas Musicales que entonaban ritmos bailables y grupos de danza. Al consultarle sobre estas características del desfile,  opinó: “Qué pena de las autoridades de educacionales porque este tipo de hechos revolucionarios no los comparto para nada. Querer pregonizar un Desfile Cívico. El 11 de Abril es un espacio cívico de respeto porque es el  día mayor de nuestro cantón. No hay plazo que no se venza ni deuda que no se pague. El próximo mayo cada vez está más cerca”. Días atrás, Wilson Ortega, viceministro de Gestión Educativa estuvo en Tulcán y al consultarle sobre los cambios al Desfile Cívico Militar explicó en referencia al Acuerdo 025A que regula desfiles y pregones que con estos cambios “se fomenta la cultura de paz, que haya expresiones artísticas y culturales. A nuestros estudiantes no les corresponde expresarse militarmente porque el militar se prepara para la guerra para la muerte; nosotros lo que estamos fomentado es la cultura de paz para la vida”, señaló. De ahí que el pasado 8 de abril fue partícipe del Festival estudiantil Lenguajes del Alma.