Sacerdote detenido en Tulcán es investigado por presunta violación

Ratio:  / 0
MaloBueno 

violadorTULCÁN. Un hombre de 56 años de edad fue detenido en Tulcán para investigaciones por ser requerido mediante boleta por la Unidad Judicial Penal de Santo Domingo de los Tsáchilas. Según Pablo Rodríguez, comandante de la Sub zona de Policía Carchi Nº4, la detención se dio el pasado viernes en Tulcán, en las calles Guayaquil, entre Cuenca y Manabí, cerca al Parque Isidro Ayora, al norte de la ciudad.

Rodríguez confirmó  que al verificar la identidad del ciudadano con el Sistema Integrado Informático de la Policía Nacional, SIIPNE,  se determinó que había “orden de detención con fines investigativos” emitida por un Juzgado de la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, el pasado 1 de marzo.

EL CASO
Según reporta un diario guayaquileño, el detenido es sacerdote y está acusado de un presunto delito de violación. El  hecho habría ocurrido hace un año en contra de un menor de edad con discapacidad. La madre del supuesto abusado estuvo en la Corte Justicia de Santo Domingo, para conocer el dictamen del juez luego de la audiencia de formulación de cargos.  Según el rotativo, el juez que conoció la causa dictó prisión preventiva al sacerdote L. R., además se dispuso el inicio de una instrucción fiscal por 30 días.
El religioso se habría ordenado el 5 de agosto de 1995 según publicación de la Diócesis de Santo Domingo. L.R. es colombiano, aunque contaba ya con cédula de identidad ecuatoriana.
Según el boletín Diocesano Nº 7 de Febrero de 2016 de la Diócesis de Santo Domingo en Ecuador, cita: “A partir del 22 de enero de 2016, el padre L.R.  está suspendido de todas las funciones y facultades otorgadas para el ejercicio de su ministerio. Pedimos a los sacerdotes, párrocos y vicarios, prescindir de sus servicios. Invitamos a los hermanos sacerdotes, los incluyan en sus oraciones”.
Según recoge el rotativo guayaquileño, durante la audiencia de formulación  de cargos, la madre del niño llegó al edificio  de la Función Judicial con total indignación a observar al religioso.
La mujer, refirió al medio, que el párroco bautizó a su hijo cuando tenía dos años.
La mujer también manifestó al rotativo que sintió ganas de golpear al religioso que le hizo ese daño a su hijo.
La Policía investiga los hechos para determinar si hay o no responsabilidad.