Alcalde y Prefecto se oponen a posible cierre del aeropuerto

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag-10Dos serían las razones para que sobre la infraestructura del aeropuerto de Tulcán exista la posibilidad de ser cerrado, terminado así las operaciones aéreas en esta zona de frontera.

Según Omar Chamorro, subsecretario regional del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, la primera es que ya hay una declaratoria presidencial, manifestada en Cali en diciembre del año pasado, durante el encuentro de mandatarios de Ecuador y Colombia. La segunda: la potencialidad de la infraestructura del Luis A. Mantilla para convertirse en un Centro Binacional de Atención en Frontera, CEBAF, para carga. Ninguna de las dos razones convence a las autoridades locales y tampoco a representantes del sector de transporte pesado y comercio.

Según el funcionario de MTOP, la declaratoria presidencial del aeropuerto San Luis de Ipiales como binacional tiene algunos componentes. Entre estos, una evaluación del aeropuerto de Ipiales y Tulcán que concluye que el aeropuerto San Luis tiene las condiciones para ser internacional, pues cuenta con una pista de 2.5 kilómetros, ancho de 30 metros y capacidad para recibir aviones tipo Airbus 320. Esta infraestructura necesitaría obras de repotenciación como iluminación y ampliación de la terminal de pasajeros.

NO ES RENTABLE
A esas ventajas que tendría el aeropuerto ipialeño, Chamorro suma que desde 2013 a 2015, Tame, línea aérea que operaba en Tulcán, registró 310 vuelos anuales, con un número de pasajeros totales de 3200 por año, es decir un promedio de 10 pasajeros por vuelo, lo que no sería rentable para esta línea que solicitó en enero de 2015 a la Dirección de Aviación Civil, DAC, la suspensión de esta frecuencia.   
Es decir que  durante un año el aeropuerto de Tulcán Luis A. Mantilla ya no ha recibido vuelos comerciales;  solo ha estado funcionando para vuelos privados, de autoridades militares y similares. Por otra parte, un argumento que alimenta la probabilidad de que el aeropuerto tulcaneño cierre definitivamente operaciones, es que los estudios preliminares para la construcción del Cebaf de carga (que sería en años posteriores)  apuntan que la infraestructura de la pista aérea de Tulcán, sería uno de los puntos potenciales  para levantar el Cebaf. Esto por al menos tres condiciones: su ubicación, la obra de infraestructura y la conexión que tiene hacia Rumichaca.

TOTAL DESACUERDO
Estas serían las razones que justificarían el posible cierre del aeropuerto de Tulcán. Sin embargo, luego de una reunión sostenida entre representantes de la Gobernación del  Carchi, el alcalde de Tulcán, Julio Robles,  el Prefecto del Carchi, Guillermo Herrera, la idea quedó sentada como posibilidad y no como un hecho irreversible. “Como estado de alternativas, no está el diseño definitivo. Se está en el tiempo necesario para que las autoridades expresen su punto de vista, respecto de la posible ubicación del Cebaf de carga en el aeropuerto de Tulcán”, dijo Chamorro.
Y el primero en expresar su desacuerdo fue el alcalde de Tulcán, Julio Robles: “Dejo sentado mi criterio de rechazar y no estar de acuerdo que el aeropuerto de Tulcán se considere ni siquiera como opción para el Cebaf de carga”. Y acotó “ Lo que esté en mis manos haré para que la infraestructura del aeropuerto si no nos van a dar los insumos para mejorarlo, tampoco nos lo quiten como infraestructura que sería un retroceso para la ciudad y la provincia”. Robles se refiere a que según estudios, la repotenciación del Luis A.  Mantilla necesitaría 5 millones de dólares.
Y el prefecto del Carchi Guillermo Herrera, también fue enfático en señalar que si bien apoyan la construcción de un Cebaf, no están de acuerdo en que este se construya en la infraestructura del aeropuerto tulcaneño. Para Herrera, la declaratoria del aeropuerto de Ipiales como binacional  “ha sido un grave error”. Y señaló que “este tipo de decisiones ocurren cuando no se toman en cuenta a las autoridades locales para las reuniones binacionales”.