El norte de Tulcán se llenó de granizo

00:00 775 hits

El norte de Tulcán se llenó de granizo

Ratio:  / 1
MaloBueno 

pag-10-f-1Más de 20 inundaciones en el centro de la ciudad se presentaron la tarde de ayer, “cayo un fuerte granizo, como nunca”, mencionó el comandante del cuerpo de Bomberos de Tulcán, Marcelo Luna.

También sostuvo que en Tulcán ha llovido granizo, pero no como la magnitud de ayer. Este granizo tapó las alcantarillas de los sectores de la calle Brasil, el registro civil, sector de la policía, la calle Cuenca y Ambato, patios de la PJ, y demás, lo que formó inundaciones en cada uno de ellos. Alrededor de la 13:30 comenzó a caer el granizo, que duró aproximadamente 10 minutos. Esta granizada demoró en derretir, por ese motivo, los 20 bomberos de Tulcán pidieron apoyo para trabajar junto a cinco bomberos de Julio Andrade, ya que no abastecía para arreglar los daños y hacer la limpieza con pala en los sectores afectados. En los patios de la PJ se reportó el derrame de canecas de combustibles, que hasta el cierre de esta edición aún se continuaba controlando con espumógeno, esto ocurrió por el peso del granizo, que hicieron que las canecas se derrumben. TRÁFICO En el redondel de la tortuga, en la avenida Argentina se interrumpió el tráfico también, pero se pudo controlar con las herramientas del cuerpo de bomberos. Según los ciudadanos el granizo solo se sintió en el norte de Tulcán. Algunos aprovecharon para tomarse fotos, ya que piensan que no se verá algo como esto en otras lluvias. El Ecu 911 de Tulcán recibió más de 60 llamadas. Mientras que el cuerpo de bomberos luego de recibir el reporte se movilizó inmediatamente con cinco vehículos; un tanquero, tres autobombas y una camioneta. Los lugares más afectados fueron: ciudadela Padre Carlos, el registro civil, cementerio y el comando de la policía Nacional. Los bomberos realizaron la limpieza en los sumideros y ayudaron a los afectados en las inundaciones. Afortunadamente no se reportó pérdidas humanas, heridos, ni daños materiales. El granizo es un tipo de precipitación sólida que se compone de bolas de hielo, cada uno de los cuáles se refiere como una piedra. Este está formado, principalmente de hielo de agua y su tamaño puede variar entre los 5 y 50 milímetros (0,19 y 1,968 pulgadas) de diámetro, y superar esas medidas.