Posesionan a tres jueces de paz

00:00 312 hits

Posesionan a tres jueces de paz

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag-16En la parroquia de El Chical y Maldonado (noroccidente de Tulcán), el Consejo de la Judicatura (CJ) del Carchi llevó a cabo la posesión de tres jueces de paz. Las flamantes autoridades formaron parte de un proceso de capacitación en el mes de agosto que duró tres días.

Su elección se realizó con la votación por parte de las personas que habitan en la comunidad.   
Carmita Malte ejercerá sus funciones en El Chical, mientras que Adalberto Coral y Jairo Ruano en Maldonado. Las posesiones se las realizó en la misma comunidad con la presencia de familiares, moradores del lugar, autoridades locales, los representantes de Justicia de Paz y el director provincial del CJ de Carchi Pedro Velasco.
Actualmente existen ocho jueces de paz que ya han sido posesionados en la provincia, seis hombres y dos mujeres, con quienes termina una primera etapa de elección.
Dentro del Código Orgánico de la Función Judicial, se establece las competencias de la justicia de paz, donde se explica que es una instancia de la administración de justica que resuelve conflictos utilizando mecanismos de conciliación, diálogo, acuerdos amistosos, y otros practicados por la comunidad.
Pedro Velasco, director del CJ de Carchi, en el acto de posesión, instó a los nuevos jueces de paz a comprometerse con su comunidad, a mantener esa cultura de paz, espíritu de solidaridad y que todo se resuelva de manera pacífica.
Lo que el Consejo de la Judicatura pretende es acercar la justicia al territorio, y que sean personas de la misma parroquia o comunidad quienes puedan resolver los conflictos, evitando el traslado a las ciudades, ahorrándoles tiempo y dinero.

COMPROMISO
“Es una gran responsabilidad, y a la vez un reto, por eso lo asumo con la mejor de las predisposiciones para no decepcionar la confianza depositada en mí, trabajaré arduamente para que los conflictos se resuelvan en paz”, dijo Carmita Malte, quien es abogada de profesión. Sin embargo, entre los requisitos para ser juez de paz no está el tener un título de tercer nivel, pero sí haber culminado la instrucción primaria, y gozar del respeto de la comunidad. (JP).