Ser "zona deprimida" no convence a Tulcán

00:00 471 hits

Ser "zona deprimida" no convence a Tulcán

Ratio:  / 0
MaloBueno 

zona-deprimidaEn la incertidumbre es como dice sentirse el sector económico y productivo de Tulcán, una vez que la declaratoria de “zona deprimida”, se anunció por parte del Presidente Correa el pasado 14 de agosto en Pimampiro.  


SIN MEDIDAS REALES
Según explica la economista Melva Cadena, viceprefecta de la provincia, además del título en papel, dicha declaratoria “no es clara” y por tanto “no representa mayor avance” en la solución de la crisis local. Cadena sustenta su argumento al citar que de acuerdo al Código de la Producción en su artículo  23, se habla de ‘incentivos de orden tributario’. Sin embargo, dichos incentivos serían por ejemplo a nuevas inversiones que se quieran realizar en la zona.
Para Cadena, esta declaratoria hasta la fecha no ha sido una respuesta concreta  porque dado el escenario de crisis actual no se avizora intenciones de inversionistas en la provincia y menos aún nuevas contrataciones. Acota que hasta la fecha, la eliminación del pago anticipado del impuesto a la renta es solo un ofrecimiento que ocho días, luego del anuncio, no cuenta con un decreto ejecutivo o disposición ministerial que indique la puesta en práctica y señale a los grupos beneficiados.  
De hecho, la mañana y tarde del viernes, se consultó en la oficinas del SRI provicial  sobre esta situación y se informó a este medio que aún no hay disposición formal sobre este tema por lo que de momento no se emitió declaraciones. Solo se dijo que los pagos tributarios siguen normales. José Tatéz, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Tulcán, dijo que por ejemplo la deducción del impuesto a la renta al sector comercial  se hizo en base a los datos de 2014, lo que no se ajusta a la realidad actual, donde la crisis es más aguda. Afirmó incluso que en base a esa información muchos comerciantes “debieron endeudarse para pagar los impuestos de un capital que ya perdieron”.

50% CERRADOS
También sobre este tema de recaudaciones tributarias se solicito información al SRI pero se argumentó  que de momento dichos datos no podían ser entregados.   
Tatéz afirma que un 50% de los locales comerciales han  cerrado. De ahí que la viceprefecta desde su percepción como economista puntualiza que los llamados incentivos tributarios deberían ser específicos. Por ejemplo: reducción del pago de impuesto, reducción en el IVA para que se pueda reactivar la producción comercial y ser competitivos frente a Colombia y un plan para fortalecer y generar empleo. Tulcán sostenía su economía en 80% de la actividad comercial hecha por colombianos, y el 20% compradores locales. Hoy, según la Cámara de Comercio de Tulcán, la actividad comercial ha disminuido en 90%.  Para el vicepresidente de esta institución, mientras no hayan medidas concretas que superen los ofrecimientos, seguirán siendo los pequeños locales y bases de los sectores productivos  los más afectados.