San Gabriel habló a través de graffitis

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag-8Que en lugar de muros en blanco es posible tener colores y mensajes que hagan hablar a una ciudad, fue uno de las premisas principales que se emitió en el segundo Festival de Graffiti, realizado en San Gabriel durante el fin de semana.
De acuerdo a Santiago Enríquez del colectivo “Montúfar Joven”, la idea del Festival es dar a los jóvenes espacios alternativos para expresar su diversidad. Para Santiago aun cuando San Gabriel sea considerada una ciudad patrimonial, esto no quiere decir que no se pueden gestionar nuevos lugares para que los jóvenes expresen su arte. Es más, está convencido que el apoyo a estos talentos evita que se propaguen tags por la ciudad y que incluso se conviertan en actos vandálicos que atenten contra la propiedad privada o el patrimonio local.
En el Festival estuvieron presentes cerca de 22 artistas; 10 locales y los demás invitados de Quito, Guayaquil, Cuenca, Pasto e Ipiales. Los muros elegidos fueron los del bloque 1 del colegio José Julián Andrade en la calles Montúfar y Rocafuerte, sitios que desde hace dos meses han sido intervenidos para ser murales idóneos.

MUJERES AL GRAFFITI
Andrea Cornejo, artista quiteña fue una de las invitadas a esta jornada. Para Andrea, el graffiti es una manera de hacer hablar a la ciudad. Ella por ejemplo plasmó un mural de un padre cargando a su hija. El mensaje, dijo es que la crianza de los niños es una responsabilidad mutua, no solo porque así se fomenta el trabajo en pareja, sino porque la imagen masculina es determinante para los niños.
Para Andrea, la magia de los mensajes a través de los graffitis radica en que no requieren tener un concepto único; es decir, cada persona puede apreciarlo como desee y darle su propio significado. “Siempre va a ser mejor muros con colores que espacios en blanco y gris” dijo la artista y con ello destacó que es importante generar espacios alternativos para que los jóvenes se expresen y la gente aprenda a mirar lo que hacen, sin satanizarlos de vandálicos.
De hecho, Mario Huertas, morador del barrio Santa Clara, se sintió atraído por la propuesta, pues a su criterio las obras le dan una estética distinta a estas calles que son bastante transitadas. “Quizá no todos entendemos bien lo que quieren decir, pero si se destaca que son obras muy bien hechas que le dan una imagen distinta a las calles”.
Como él, los moradores de los barrios aledaños, salieron durante la mañana del sábado y domingo a observar cómo los artistas con aerosol en mano le daban vida a sus diseños. “No creí que era tan trabajoso” dijo Edison Yépez, al conocer que los trabajos exigían al menos ocho horas de trazos y pintura. Solidaridad, equidad, medio ambiente, alteratividad, entre otros fueron los temas plasmados en 2o trabajos.
Para artistas como William Castro, oriundo de San Gabriel, este Festival fue la primera oportunidad de practicar su arte. Él pertenece al colectivo HHCQ que agrupa a 10 grafiteros.
El joven plasmó la imagen de una mujer de la cultura urbana del Hip- Hop. También Henry Gómez, “EME”, llegó desde Quito para ser partícipe de este encuentro cultural que busca fortalecerse como ícono del arte urbano que va cobrando adeptos en la zona norte. El artista quiteño considera que San Gabriel es una ciudad limpia por lo que dijo se debe evitar que se propaguen en los muros trabajos mal hechos, ofreciendo a cambio espacios para plasmar trabajos de calidad.
A través de Montúfar Joven se promueve el voluntariado de los jóvenes en actividades como trabajo comunitario, enseñanza virtual, acceso a internet, entre otros trabajos en favor de la ciudadanía.