Las ventas mejoraron este año en el feriado

00:00 331 hits

Las ventas mejoraron este año en el feriado

Ratio:  / 1
MaloBueno 

pag-10Junto al cementerio de San Gabriel, durante el feriado por el día de los difuntos se percibió una feria de flores, tarjetas y comida.  


“Venga lleve a un dólar la tarjeta, lleve las flores”;  “venga coma la rica fritadita”, son dos de las frases que se escuchaban mientras las personas se dirigían a visitar a su familia al cementerio.  Irma Prado es de San Gabriel pero vive en quito hace cinco años, pero ya tiene nueve años vendiendo flores naturales y artificiales, ramos, adornos, tarjetas y floreros en la ciudad del procerato, San Gabriel, junto al cementerio.
Desde que empezó el feriado, el pasado viernes, Irma se instaló con una carpa a las 09:00, a pocos pasos de la puerta del cementerio, pero el propio día, dice ella, el lunes, estuvo desde las cinco de la mañana. Para Irma, las ventas estuvieron buenas, mejor que en años anteriores. Cuenta que desde que se puso el puesto de ventas vendió, es decir, los cinco días.
“Invertí 600 dólares en todos los productos, en flores, tarjetas, etc.,” que la ganancia es de 400 dólares, “sí se gana bien y vale la pena el sacrificio”. Esta montufareña tenía en su puesto unos floreros de cristal con flores artificiales, fue el adorno más pedido por la gente,  que tenía un costo de siete dólares. Los precios eran desde un dólar hasta siete dólares el producto más caro. Tamabién manifiesta que algunas personas les gusta que les hagan un arreglo floral, y ese tenía un costo de 10, 11... dependiendo de las flores.  

 

MANIFESTACIÓN
Helena Fajardo, es de Ibarra y vive ocho años en San Gabriel, además, lleva 20 años siendo parte de esta feria por el día de los difuntos, explica que ahora Ha mejorado un poco las ventas, “cualquier cosa se vende porque la tradición de difuntos sigue”. Su puesto también tenía flores tarjetas y coronas, pero la única diferencia es el florero de mazapán, elaborado por ella mismo, este última cuesta dos dólares y fue el más vendido, por ser artesanía, dice ella. “Siempre vengo todos los años”, dice Hernán Fajardo, de Ibarra, quien también tuvo un puesto de flores en El Ángel. Para él, en San Gabriel las ventas estuvieron bajas, pero en El Ángel “se ha vendido más”. Invirtió 700 dólares y ha ganado 300 y estuvo en su puesto cerca del cementerio desde el sábado.