Mauricio diseña tablas de skate en San Gabriel

01:32 340 hits

Mauricio diseña tablas de skate en San Gabriel

Ratio:  / 2
MaloBueno 

skateHace un año, Mauricio Oña tomó la decisión de hacer su propio diseño en las tablas de skate. Ha patinado alrededor de cuatro años y siempre ha tenido tablas con marcas que tal vez ni conoce, cuenta Mauricio: “dije, por qué no puedo tener una tabla con mi nombre”, esa fue su iniciativa, tener su propia creatividad.

“Quería patinar tablas con mi nombre”. Este diseñador ha elaborado y vendido 10 tablas. Lo que hace Mauricio con las tablas es serigrafía (técnica de impresión para la reproducción de imágenes sobre cualquier material) ubicando una lámina de resina de vidrio para que el diseño no se raye y le dé más durabilidad a la tabla. Para dar el diseño perfecto a la tabla de skate, Mauricio se toma un día dedicado solo a este producto, “me demoro por la resina de la fibra de vidrio porque tiene que quedar a nivel y estar pendiente para que no quede ni un rastro de burbuja, porque si queda una, se quiebra. Uno de los diseños que ha plasmado Mauricio en las tablas con la serigrafía es la iglesia de San Gabriel y el monumento del procerato de trabajo del parque central y otros más. Los materiales que utiliza es la fibra y la resina, estos dos se mezclan para realizar el diseño, también usa guantes y mascarilla para protegerse de estos componentes tóxicos. Mauricio Oña tiene 19 años, está en tercer año de bachillerato en el colegio José Julián. Aparte de ser diseñador de tablas de skate, también patina: “estudiar y patinar todos los días nada más”, esa es su rutina. Hay días que cuando llueve se traslada con sus demás compañeros al colegio abandonado Eloy Alfaro: “allí nos han prestado un coliseo para patinar”. Pero cuando no llueve lo hacen en la calle, “porque aquí en Montúfar no tenemos un lugar donde practicar”. Oña ha participado en eventos de Ibarra, Tulcán, en los que él dice que tiene bonitos recuerdos. GRUPO Además, pertenece a un grupo de skate, denominado Sukers Skate Boarding, Mauricio los considera como su segunda familia, ya que pasa la mitad del día praticando con los amigos, “el skate es una segunda oportunidad de vivir”.