02-09-2018 | 00:00

Fibra de paja convertida en vistosas artesanías

La producción se la puede encontrar en la tienda artesanal que se ubica tras de la capilla del barrio Jesús del Gran Poder en la parroquia La Libertad, en Espejo.

Espejo. Desde las entrañas de la Reserva Ecológica El Ángel, nace la materia prima para elaborar paneras, jarrones, llaveros, porta esferos y más.

La iniciativa productiva nació hace diez años, luego de un proceso de capacitación que duró dos módulos al que asistieron 35 mujeres del barrio Jesús del Gran Poder, de la parroquia La Libertad, del cantón Espejo.

En un camino estrecho, asfaltado, al kilómetro tres de la vía San Francisco – Ingüeza, a las orillas de la calzada, se encuentran varias casas de construcción mixta, en donde habitan más 85 familias, allí en ese lugar, once mujeres de dedican al tejido de las fibras de paja de páramo y las convierten en verdaderas obras de arte.

Habilidad. Gabriela Iñe-guez, es una de las artesanas que forma parte del emprendimiento y explica el proceso. Las tejedoras acuden al páramo a seleccionar la materia prima. La paja debe ser de color azulado y luego la someten a un proceso de secado sin contacto de los rayos del sol para que la fibra esté apta para el tejido, detalla.

Esmeraldas Manosalvas, dice que las artesanas prefieren las horas de la noche para la labor productiva, ya que en el día ocupan el tiempo a las labores del campo y los quehaceres domésticos

Ferias. Elsa Mayanquer, es la presidenta de la Asocia-ción Artesanal “El Pajonal” ASOARPAJ, resaltó que han obtenido el primer premio a nivel de la provincia al considerar al producto como innovador y de alta calidad. Según la dirigente, trabajan bajo pedido, sin embargo acuden a diversas ferias para vender los productos que tienen como sello los motivos que identifican a la cultura ancestral del pueblo Pasto.