04-09-2018 | 00:47
(I)

Niños del Centro Luz y Vida hacen del baile una terapia

Los niños con discapacidad encuentran en las expresiones artísticas formas de comunicarse y mejorar su relación de inclusión con otros grupos sociales.

San Gabriel. Jeremy Puetate es una de las jóvenes del Centro Luz y Vida, del cantón Montúfar, que ha descubierto en el baile una nueva forma de relacionarse con el mundo.

Así lo explica Cecilia Burbano, psicóloga del Cen tro Luz y Vida, quien indica que en el grupo de bailarines hay niños y jóvenes con discapacidad intelectual y síndrome de down. Son 10 personas más el apoyo de dos técnicos que guían a los chicos para sus presentaciones en la provincia carchense.

Terapia. El grupo denominado Achic Causay, realiza presentaciones de ritmos ecuatorianos como el pasillo y los sanjuanitos para lo cual, dos técnicos que bailan junto a ellos repasan continuamente y alistan con cuidado su vestuario.

Una de las más recientes presentaciones la hicieron en el auditorio del Consejo Nacional Electoral, CNE, donde el Ministerio de Inclusión Económica y Social, MIES, realizó un evento enfocado a hacer del arte un espacio inclusivo para los jóvenes de la provincia.

El baile les ayuda a fortalecer su seguridad, confianza e independencia, asegura la psicóloga, quien señala que los niños y jóvenes han mejorado mucho su coordinación, motricidad gruesa, actividades de memoria entre otras.

Otras artes. Jeremy, luciendo su vestido blanco y blusa rosada se presentó sonriente ante el auditorio junto a sus otros compañeros. Para la psicóloga, el arte es un espacio que ayuda a las personas con discapacidad a desarrollar sus talentos.

En el Centro Luz y Vida hay niños con autismo que pueden tocar el piano, algunos se han inclinado por instrumentos como la batería donde la vibración del instrumento los ayuda a captar los sonidos.

El Mies, realizó un evento donde el arte fue el espacio para concentrar a jóvenes con y sin discapacidad para desarrollar sus talentos. El Mies Carchi acoge a 2110 personas.