Un hobby se convirtió en una pasión musical

08:12 338 hits

Un hobby se convirtió en una pasión musical

Ratio:  / 0
MaloBueno 

portadilla-carchiEmpezó a descubrir su pasión por la música desde los 5 años cuando su mamá lo dejaba en la sala escuchando a los cantantes de esa época, como a José Luis Perales, Antonio Aguilar, Miguel Bosé, José Feliciano,  el Puma, mientras que los fines de semana escuchaba el rock clásico en la casa de sus abuelos, como Led Zeppelin, Kiss, “era algo interesante, esa fusión musical me llamaba la atención”, dice Pablo Enríquez.

    
“Siempre que llegaba a la casa me encerraba en la sala a cantar sin que nadie me vea ni me escuche”. Anteriormente su familia contaba con un televisor en la sala, pero en los dormitorios tenían una grabadora. Y así fue como comenzó a crecer en este ámbito musical.
A los 14 años tuvo la intención de tocar la guitarra, no contaba con ese instrumento en su casa, salió a la calle a buscar quién podía enseñarle y encontró a su amigo Jaime, “él tocaba música de la que a mí me empezó a gustar, de Mana, Hombres G, Tranzas, Tercer Mundo: “Me mandaron a comprar una cola a la tienda y me quede más del tiempo estimado, estaba Jaime con otros amigos, me quede por la curiosidad de ver cómo tocaban la guitarra y se me hizo costumbre estar  con ellos, memorizaba los acordes porque no tenía donde practicar”.
Pablo hizo una guitarra de cartón con las lanas de su mamá, -ella tejía-, practicó los ejercicios y preguntó la estructura de una canción, se aprendió 10 canciones.
Luego le nació la idea de conformar un grupo de música, mientras estaba en el colegio se reunía con un grupo de amigos para practicar alguna presentación que tenían dentro de la institución.  
Pablo se fue a estudiar la universidad a Quito, eso provocó un distanciamiento con el grupo que tenía en el colegio.
Pero él no se quedó ahí, a los 20 años continuó con la música formando otro grupo con compañeros universitarios y presentándose en eventos culturales: “Construimos un disco, queríamos grabarlo, pero a mí me gustaba hacer algo más serio, ya no era un hobby, para mí era un pasión. Su intención también era pagarse los estudios musicales y los instrumentos que necesitaba para seguir con la música y lo logró.

 

CURSOS
Este artista montufareño asistía a clases de canto, ingresó a cursos que se daban en el conservatorio de la universidad, preparó su voz, y la guitarra la aprendió más en el internet, que en aquella época se puso en auge en el Ecuador.
Con el grupo de la universidad no llegaron a lo que querían conseguir, “en la mitad del disco que propusimos me salí, porque hubo mucha indisciplina, sacrificaba los domingo para ensayar, pero no llegaban puntual, y eso me molestaba, terminé retirándome”.
Actualmente tiene 11 años siendo el vocalista del grupo Aztra de Quito,  quienes han hecho 5 discos.