Las ideas entre el aerosol y la pared

00:00 215 hits

Las ideas entre el aerosol y la pared

Ratio:  / 4
MaloBueno 

portadilla-carchiEl grafiti es un arte, donde puedes expresar tus ideas a través de la pintura, el aerosol y el acrílico, es ser tú mismo. Así lo explica Franklin Dávila, quien lleva 7 años haciendo trabajo con pintura. 

 
 
FESTIVALES
Tiene 22 años y tres años de experiencia con el grafiti, estudió en el colegio de artes Daniel Reyes de San Antonio de Ibarra durante cuatro años. Desde niño le influyó conocer sobre el arte porque le gustaba jugar con los colores, -era muy divertido-.  
La curiosidad de este artista lo llevó a ser parte de algunos festivales realizados en Quito, Atuntaqui y Urcuquí, en donde estaban  los mejores exponentes del país, para aprender un poco más: “me llamó la atención ver cómo se trabaja con aerosol en la pared, es más rápido, se juega con más diversidad y de una manera más directa”.
Este arte es una pasión para este Montufareño. Al mismo tiempo se puede plasmar los sentimientos, ideas, creaciones y ser libre, expresarse uno mismo.
Este apasionado del grafiti admira a Bolívar Vega de Atuntaqui, uno de los mejores exponentes de ecuador, comenta Dávila, -por la sencillez y la gestión cultural que lleva a cabo y por los trabajos que ha hecho aquí y en otros países-.

 

INSPIRACIÓN
Su inspiración para este trabajo es la vida, es el planeta, la naturaleza, son los cambios continuos de la gente, en los problemas, en la felicidad, en el yo interior y exterior.  
Este emprendedor ha pintado aproximadamente 50 grafitis en otros lugares como Cali, Pasto, San Pablo, Ibarra, Mira, etc., y en San Gabriel tiene seis grafitis de su autoría.
 La obra más grande que ha realizado hasta ahora mide ocho metros por cuatro y se denomina Opresión, -Salí a pintar con una amiga y los policías me detuvieron sin ninguna razón, me pinté yo mismo-, el grafiti es un niño descalzo y atado de pie y manos, -soy yo, en casi todo lo que pinto, las personas no se limitan a ver de qué manera pintan, una imagen vale más que mil palabras-.
Su trabaja en Montúfar es con permiso, porque le gusta que sea limpio y con tranquilidad, tiene permiso con el alcalde, departamento de cultura y con el comisario del cantón.  
Para hacer una obra de arte Franklin realiza un boceto (un dibujo en papel), luego transmitirlo con la pintura y tener las ideas claras.
Mientras piensa en un concepto para los niños, jóvenes y adultos.
Ha sido reconocido económicamente en algunas obras, pero, “no espero que me paguen y no lo hago por moda, en realidad porque es mi forma de vivir  y porque me gusta”.
No existe una misión para Dávila. “todos los días evoluciona, existen nuevos trazos, líneas, colores, variedades, técnicas. Yo solo vivo el hoy porque el mañana tal vez es incierto”.