Restricción del paso de buses turísticos por Rumichaca deja saldo positivo en Tulcán

Ratio:  / 0
MaloBueno 

tulcanTULCÁN. Taxistas, sitios de comida, cafeterías, y ciertos locales de textiles, sintieron el pasado fin de semana un respiro a la caída comercial que sufre la ciudad hace más de un año.

Esto, una vez que los turistas del interior del país tuvieron que movilizarse hacia Ipiales en transporte público, en razón de que los vehículos de turismo pueden llegar solo hasta Tulcán con salvoconducto. Para pasar a Rumichaca, los buses turísticos requieren contar con un documento que los faculte hacer transporte internacional.


El pasado fin se semana, los buses de turistas parquearon en garajes locales, mientras los usuarios se movilizaban en transporte público local. Hubo una novedad respecto a 12 buses que tenían un salvoconducto al parecer alterado; “tenían inconsistencias”, puntualizó Yadira Pozo, directora de la Agencia Nacional de Tránsito, ANT, Carchi.


Lupe Caicedo, jefa política del cantón Tulcán, señaló que con la aplicación del operativo ‘Pionero’ que vigila el transporte informal de pasajeros, se monitorea la seguridad de los usuarios, pero también se promueve que los visitantes recorran Tulcán y ayuden a la dinámica económica local.

 

Resaltó que una medida adoptada es que los buses turísticos deban quedarse en Tulcán para motivar el uso del transporte público, pero también los servicios de alimentación, hospedaje, comercio de textiles, calzado, entre otros.

 

El sector de taxis y furgonetas fue de los que mayor rédito vio el fin de semana anterior. Así lo señala Javier Rodríguez, taxista que indicó la medida sirvió para que los pasajeros hicieran uso de sus servicios, evitando las largas filas hacia el puente internacional, en tanto estos vehículos cuentan con el carril exclusivo.

 

Los 12 conductores de los buses retenidos por documentos falsos quedaron en libertad, aunque las investigaciones continúan. Cerca de 400 turistas que no pasaron directamente a Ipiales recorrieron parte del centro de Tulcán.

 

Una de las beneficiarias fue Olga Moreno, quien tiene un local de venta de cobijas, sábanas y pijamas en la calle Atahualpa. La comerciante indicó que el pasado fin de semana sus ventas mejoraron porque la gente, sobre todo turistas del interior del país, se acercó a consultar precios.. “La gente de la Costa, de Quito, sí pasó comprando un poco.

 

Antes no se vendía nada; el fin de semana se vendió un poco más”. Álvaro Prado, propietario de Papelería España, ubicada en la Bolívar y Roberto Sierra, indicó que incluso las listas escolares se vendieron a turistas de Quito, Ibarra y otras ciudades cuando comprobaron que los precios son más asequibles en la ciudad.