27-03-2018 | 13:19

Toneladas de roca y más de un centenar de detenidos tras operativos contra la minería ilegal

    informe

    Ibarra.- En los casi 100 años de creada la cárcel de Ibarra es la primera vez que ha albergado a más de 100 detenidos por el mismo delito, perpetuado en un mismo sector.

Los ‘mineros’ han invadido no sólo la antes apacible parroquia de Buenos Aires, en Urcuquí, sino vías, salas de audiencia, centros de detención provisional y la cárcel pública.

En menos de dos meses 135 personas han sido detenidas (cifra entregada hasta el 27 de marzo) acusadas de realizar minería ilegal, y todos han extraído el material en El Triunfo.

El Comando de Policía de la Subzona Imbabura no tiene ‘donde poner un pie’. Los vehículos aprehendidos, entre livianos y pesados, han llenado los patios del espacio policial. Dos tráileres permanecen en las afueras de la Policía Judicial y otros automotores se han guardado en los patios de retención vehícular de la Agencia de Control de Tránsito de Ibarra.

Situación. A pesar de la cantidad de personas detenidas, quienes se dedican a esta actividad continúan en sus ‘labores’.

Para ellos no existe el miedo de ir a la cárcel y tampoco de perder el material extraído. Los réditos económicos que les deja el preciado material les han hecho perder el temor.

Sin embargo, no todo ha sido color de rosa para ellos, un enlace radial exclusivo con Marco Hidalgo, de radio Fuego del cantón Zaruma, en la provincia de El Oro, permitió conocer la situación que dicen vivir los habitantes del sector, quienes han viajado hasta la provincia de ‘Los Lagos’.

“Acá hay consternación, hay gente que sale todos los días a Imbabura en busca del precioso metal. Algunos han llegado mojados y sin dinero, las autoridades los persiguen y los explotan, todos los que llegan están espantados del trato que les dan, todo el mundo les exige dinero”, señala el radiodifusor.

Preocupación. Además asegura que hay autoridades de Policía de muchas provincias, por donde pasa el material minero, que están abusando.

“Los que llegan luego de haber permanecido en la mina de Buenos Aires solamente traen lamentos en contra de la Policía y las autoridades que les persiguen para quitarles el material. Tenemos denuncias de que sujetos que llegan desde Zaruma y Portovelo están aliados con los gendarmes y pasan los datos de cuáles son los vehículos que traen material. Se les exige hasta 10 000 dólares por permitirles la salida de los vehículos. Aparte del hacinamiento y enfermedad, este trabajo cobró la primera víctima, Darwin Delgado Ramón”, dijo el radiodifusor.

Con respecto a las supuestas coímas, menciona que calculan que para sacar 1 000 sacos de material hasta los molinos en Zaruma, tendrían que invertir aproximadamente 30 000 dólares y la pregunta es ¿quién coje ese dinero?.

 Testimonio. Una persona que tiene familiares dentro de la mina señala que cuando le han quitado el material minero y el camión a su allegado, le han solicitado 30 000 dólares para recuperar el vehículo y su libertad.

Sin embargo, Carlos Pozo, comandante de Policía de la Subzona Imbabura, manifestó que en la provincia no han existido dichos casos y que su personal conoce cuál es el procedimiento que debe tomar.

“Si supiéramos de que se estaría tratando de cobrar dinero por dejar pasar, el servidor policial tendría que ser privado de su libertad”, aseveró.

 

 Supuestos fallecidos. Sobre este tema el comandante señaló que existe el registro oficial de una persona fallecida y que el resto serían especulaciones.

Pese a ello, a nuestra redacción han llegado mensajes y testimonios de personas que aseguran que existen varios fallecidos y que sus cuerpos no salen de la mina.

“Hubo un derrumbe grandote y parece que se quedaron bastantes personas ahí muertas. Los de San Lorenzo dicen que no hagan ‘sapada’ de nada para poder seguir trabajando. No los sacan de ahí, los dejan enterrados y por eso nadie sabe”, comentó un ciudadano.

mineria2

Otra persona igual manifiesta que parte de su familia estuvo en las minas, y que lo que cuentan realmente es preocupante.

“Antes del miércoles también mataron a un señor porque intentaba robar unos costales de piedras, también en el pueblo asesinaron a un señor a puñaladas. Algunos amigos que fueron a picar comentaron que encontraban personas enterradas como cualquier cosa, los volvían a tapar y seguían picando”, agregó la persona.

Intervención. Marisol Peñafiel, gobernadora de Imbabura, mencionó que han intervenido en la zona y existen personas privadas de su libertad, judicializadas y sentenciadas.

“No podemos dejar de pensar en garantizar la integridad física y psicológica y la seguridad de las personas que habitan en el territorio. Bajo ese marco hay una intervención, estamos actuando. Tenemos datos para tener una intervencion más fuerte”, aseguró, sin embargo no dio fecha de hasta cuando las autoridades tomarán medidas al respecto.

“Allí hay gente que no es de la provincia, es de Portovelo y Zaruma y lidera todo esto al margen de la ley”, señaló la autoridad provincial durante un diálogo con los medios.

mineros

Proceso de extracción del preciado mineral

Las rocas de cuarzo son llevadas hasta el sur del país en donde se realiza un proceso químico con cianuro o mercurio, para poder obtener de las pesadas piedras las partículas de oro. Este proceso puede afectar al medio ambiente y a las personas que trabajan en la extracción si no la realizan de manera adecuada y racional. En Imbabura no se desarrolla este tipo de procedimientos.

 

Breve Cronología

Diario EL NORTE viajó hasta Buenos Aires el 26 de enero. Ahí el país conoció sobre ‘la fiebre del oro’ en El Triunfo.

El 2 de febrero se realizó la primera incautación de material minero en Imbabura. 25 personas fueron detenidas. La semana pasada se registró la primera persona fallecida en la mina ilegal identificado como Darwin Delgado.

Carlos Pozo Pozo, Comandante Subzona Imbabura, controles policiales.