13-09-2018 | 19:24

Movimiento de Correa vuelve a las calles para criticar al Gobierno de Moreno

Quito.- El movimiento Revolución Ciudadana, que lidera el expresidente ecuatoriano Rafael Correa, volvió a las calles para criticar la política de ajustes aplicada por el Gobierno de su sucesor y excorreligionario Lenín Moreno.

Decenas de simpatizantes de Correa marcharon por las calles de Quito para rechazar la subida del precio de algunos combustibles, el despido de empleados del sector público y lo que denominan el "entreguismo de Moreno" a los grupos de derechas y a los organismos extranjeros como el Fondo Monetario Internacional.

El Gobierno de Moreno, por el contrario, ha justificado las medidas al advertir que eran necesarias para obtener liquidez y recuperar la maltrecha economía heredada del tiempo de Correa, al que culpa de casi todos los males del país.

Desde Bélgica, a través de redes sociales, Correa arengó a sus seguidores a luchar y resistir para recuperar lo que calificó como "días de gloria" del país.

En la manifestación, grupos de jóvenes con máscaras andinas, bandas de tamborileros, monigotes contra el "Tío Sam" y personas con símbolos de la izquierda latinoamericana caminaron por las calles y gritaron consignas de la tendencia.

Los manifestantes recorrieron varias calles del centro colonial de Quito hasta la plaza de Santo Domingo, bajo el grito repetido de "Moreno traidor".

Cuando la manifestación llegó a los alrededores del Palacio de Gobierno, explotó en la calle un cóctel molotov y se generó un ambiente de tensión por la presencia de un nutrido grupo de policías en el sitio, aunque el suceso no fue a mayores.

El exdirigente sindical Fausto Dután, quien ocupó cargos durante el Gobierno de Correa, dijo a Efe que la marcha de hoy es contra el "paquetazo" de Moreno, por la serie de ajustes económicos que ha aplicado, especialmente la subida del precio de ciertos combustibles.

"Aquí hay organizaciones sociales, populares y políticas que respaldan a la Revolución Ciudadana", comentó Dután sobre la manifestación que congregó a miles en la capital del país.

Advirtió de que esta es una de las jornadas que preparan los grupos afines al exmandatario para oponerse a las políticas de Moreno, un exaliado de Correa convertido ahora en uno de sus más acérrimos rivales políticos.

Según Dután, Moreno ha pactado con los grupos de derechas del país y con los organismos multilaterales que, según dijo, son de ingrata recordación en Ecuador por las medidas de ajustes que impusieron en el pasado,

Además, recordó que Moreno llegó al poder en mayo de 2017, como representante de la alianza que encabezaba entonces Correa.

Para Dután, el actual gobierno también ha logrado acallar la voz de los sindicatos que, aunque han protestado por las medidas económicas, lo han hecho de manera tibia.

El exdirigente sindical no dudó en decir que, de momento, las protestas están dirigidas a criticar y demandar la derogación de las medidas de ajuste aplicadas por el Gobierno de Moreno.

Otra de las dirigentes del movimiento afín a Correa, Paola Pabón, dijo a Efe que la marcha de hoy es "pacífica" que ha aglutinado a personas y colectivos que se sienten lesionados por las políticas aplicadas por el régimen de Moreno.

Mencionó a agricultores, pescadores, trabajadores, empleados públicos, estudiantes y otros sectores que, según dijo, rechazan "la subida del precio de los combustibles".

"Sin duda, hay un malestar ciudadano", por lo que la de hoy "no es la primera ni la última manifestación", dijo la activista política que encabezó la marcha junto con otras figuras de su movimiento como las asambleístas Gabriela Rivadeneira y Marcela Aguiñaga.

Esta protesta intenta "evidenciar el descontento del pueblo ecuatoriano contra las medidas" económicas adoptadas por el Gobierno de Moreno, tras una década de ausencia de dichas políticas de ajuste, agregó Pabón.

Para ella, el actual gobierno "traicionó al pueblo ecuatoriano" y "se ha entregado a la derecha", además de administrar el país durante más de un año sin cumplir las promesas de la campaña.

"Lastimosamente hemos retrocedido y por eso creo que ahora el pueblo ecuatoriano se manifiesta en las calles", apostilló Pabón.

El Frente Unitario de Trabajadores (FUT), la mayor central obrera del país, ha convocado para el jueves de la próxima semana a una manifestación contra las medidas económicas del Gobierno, a la que se sumarán organizaciones indígenas y de estudiantes.