24-04-2018 | 13:04

La fiebre del oro en Buenos Aires decae poco a poco

    informefotosbaires

    Ibarra.- Cuando inició la minería en Buenos Aires cada saco de rocas de cuarzo con partículas de oro era vendido en 60 dólares.

 

Con la llegada de miles de personas al lugar, el precio bajó a 40 dólares, luego de los primeros operativos y cuando empezaron a aprehender a los mineros, el precio decayó a 35, y ahora, con desesperación, los venden entre 20 y 10 dólares.

Según comentó Juan, minero que brindó su testimonio exclusivo a Diario EL NORTE, en el sitio existen muchas personas picando, pero ya no hay compradores por el temor a ser detenidos.

Además señaló que ya nos les permiten subir víveres ni comprar cilindros de gas, por lo que la gente se ha visto obligada a salir y a olvidar el ‘sueño minero’.

Reacción. Juan comentó que les están cortando todo y que la venta de material en El Triunfo se ha vuelto imposible.

“La gente detenida estaba trabajando, no haciéndole un daño a nadie. Hay choferes en la cárcel, nisiquiera eran los dueños de los carros ni las cargas, ellos no son delincuentes, son trabajadores, son gente que ha ido a sudar y lastimarse picando por tener dinero”, dijo.

En relación a los rumores de que personal policial se encontraría en las distintas vías cobrando altas cantidades de dinero por dejar pasar el material, Juan aseguró que sí hay casos por los que han tenido que pagar mucho dinero.

“A veces uno te pide 5 000 dólares y si no los tienes te encarcelan. Todo es cuestión de suerte, hay gente que va sin un dólar y pasan, otros con 50 mil dólares han caído presos. En El Triunfo están agentes infiltrados y todos los caminos por donde se sacaba el material están llenos de policías y por eso existe un número incalculable de sacos acumulados en Buenos Aires, pero ya nadie quiere comprar”, aseguró.
mineriasegundoinforme

Trayecto. El minero explicó que para llegar a Zaruma tienen que viajar durante casi 24 horas, conduciendo los camiones a velocidad moderada y por vías clandestinas.

Ya en la provincia de El Oro, los mineros venden entre 80 y 100 dólares cada saco de material, pero también existe gente que procesa.

“Yo prefiero el proceso, así pierda, porque existe la esperanza de que me vaya bien. En Zaruma hay aproximadamente unas 100 plantas procesadoras de oro que son legales y tienen prohibición de procesar material ilegal, pero en Ibarra venden guías y así se puede ingresar sin inconvenientes”, con esto finalizó Juan su relato.

mineriasegundoinforme2

Testimonios. Hace algunos días en una conocida radio de Zaruma presentaron su denuncia varios mineros y familiares de personas detenidas, quienes han viajado hasta Imbabura para poder solucionar la situación jurídica de los aprehendidos.

En sus relatos comentan el drama que viven desde que empezaron los operativos.

Para ellos la actividad no es ilegal y esperan que las autoridades otorguen la libertad a los detenidos.

Manuel Pacheco viajó hasta la cárcel de Ibarra y comentó que su hermano está detenido más de 60 días y que les han negado las medidas sustitutivas.

“Hacemos un llamado a la señorita gobernadora, por favor ya basta de perseguir a nuestros mineros artesanales, ellos son gente que necesita trabajar. Somos ecuatorianos que buscamos fuentes de empleo y venimos acá a eso, ellos no son delincuentes, ni ladrones, son gente honrada. No sólo los mineros de Imbabura tienen derecho a las medidas sustitutivas, también tienen los del resto del país”, aseguró Pacheco, oriundo de El Oro.

Mencionó que buscan que los aprehendidos se puedan defender desde afuera. “Le pedimos Presidente que nos dé las medidas sustitutivas, nuestros hijos y esposas nos están esperando. Ya es hora de que se sensibilicen con nuestros mineros artesanales detenidos en Ibarra”, finalizó.

Susana Salazar, manifestó que quiere decirle al presidente Lenin Moreno que les ayuden con los mineros detenidos.

“Queremos que los liberen, ayúdenos y apóyenos, vamos a tomarnos las calles, pero de que hacemos algo, lo hacemos”, advirtió la mujer.

Dirigente. Vicente Cayambe señaló que los mineros esperan que el Presidente Moreno acoja las palabras de todas las personas que tienen familiares y amigos detenidos en Ibarra.

“El 4 de abril nos reunimos en el I Foro Minero Internacional en Quito y el viceministro de Minería, Henry Troya, señaló que el minero artesanal no necesita ser legalizado, porque es un minero legal que realiza minería para sustento. También dijo que el minero artesanal necesita ser tecnificado y capacitado y que en eso están trabajando”, aseguró.

Cayambe también pidió que se acabe con la ‘cacería’ que se ha venido haciendo a los mineros y pidió la sensibilidad de la gobernadora Marisol Peñafiel, para que actúe humanamente.

“Todos somos ecuatorianos, todos somos hermanos, si gente de todas partes ha venido a trabajar a Buenos Aires es porque necesitan llevar el pan a su hogar. Acá hay gente honorable, humilde y pobre que ha venido a laborar”, finalizó.

Finalmente, Henry Berrezueta, declaró que quieren dar a conocer que en el sector de Buenos Aires la Gobernadora de Imbabura les ha dado ‘una guerra sin cuartel’ y los que han ganado no son los mineros, sino la corrupción.

“Se escudan en la gente inocente, en la gente pobre que el único delito que comete es trabajar dignamente de forma honrada y sacrificada. Esto no es minería ilegal, sino artesanal, ahí no hay narcolavado, ni trata de personas, ni explotación laboral, ahí está gente humilde que dejan sus familias y sus hogares para buscar el sustento de su mesa y lograr un porvenir para sus hijos”, concluyó Berrezueta.

Accionar. La gobernadora de Imbabura, Marisol Peñafiel, se refirió ayer al tema y manifestó que el pasado viernes 13 de abril se realizó el traslado de más de 60 personas privadas de su libertad en Ibarra al Centro de Rehabilitación Social Regional de Latacunga.

Además, declaró que de este grupo, 27 se encontraban detenidos por delitos relacionados con explotación minera ilegal.

También dijo que las personas que estaban privadas de libertad en Ibarra son oriundas de Cañar, Machala, El Oro y Cuenca, en su mayoría, y que en los próximos días serán trasladados desde Latacunga al Centro de Rehabilitación Social “El Turi” en Cuenca, para que se encuentren más cerca de su lugar de origen.

Con respecto a la minería en Buenos Aires fue clara y aseguró que no pueden legalizar lo ilegal.

En torno al tema del control de ingreso de alimentos y gas al sector, manifestó que en Buenos Aires existe una población determinada, pero se ha incrementado el uso de gas y de alimentos y que en este sentido están vigilando y evaluando dicha situación.

Estadísticas. El coronel Carlos Pozo, Comandante de la Subzona de Policía Imbabura, informó que hasta ayer se han aprehendido en la provincia a 156 personas relacionadas con el tema de minería ilegal en Buenos Aires.

Además comentó que hasta el momento existen 86 vehículos livianos y pesados retenidos, un aproximado de 97 000 dólares incautados, 91 celulares decomisados y 280 toneladas de material minero, dentro de los operativos emprendidos por miembros de la Policía Nacional en toda la provincia.

Balance. En el último mes se han aprehendido a 25 personas, quienes han estado trasladando el material minero de forma ilegal desde Buenos Aires hasta Zaruma.

Así mismo, se han logrado incautar 14 vehículos, 6 000 dólares en efectivo y la cifra de toneladas de material se elevó de 226 a 280 en los últimos 30 días, según el informe presentado por la Policía Nacional.

Todas estas evidencias se encuentran a cargo de la Policía Judicial y están siendo resguardadas en las distintas dependencias, mientras se resuelven jurídicamente los diferentes procesos.
A esto se suma una gran cantidad de material minero que ha sido abandonado en las diferentes vías al notar la presencia policial. Estas evidencias están a cargo de la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom).

Cifra

27 mineros fueron trasladados el pasado 13 de abril al Centro de Rehabilitación de Latacunga.

Extranjeros trabajando

Venezolanos y colombianos se ganan la vida cargando los sacos y picando en la mina. Por cada bulto transportado, los mineros les pagan 0,25 centavos.

Gran cantidad de personas

La población de Buenos Aires era de aproximadamente 3 000 habitantes, pero desde que inició la minería el número aumentó de manera abrupta, ya que personas de todo el país y de países vecinos permanecen en el sitio.

Mire además: