26-07-2018 | 14:16
(I)

Ecuador se congratula por lograr su séptima reserva de la biosfera de Unesco

Quito. El titular de Ambiente de Ecuador, Tarsicio Granizo, se congratuló hoy de que el Chocó se haya convertido en la séptima reserva de la biosfera ecuatoriana por la Unesco, y confió en que ayude a conservar especies como el oso andino.

Granizo manifestó hoy en una rueda de prensa que gracias a este reconocimiento se evidencia “que puede existir armonía entre la naturaleza y el ser humano” y subrayó que es motivo de orgullo para el país por el trabajo colectivo de varios Gobiernos Autónomos Descentralizados y la población local.

El Chocó se encuentra en la provincia andina central de Pichincha, donde se ubica la capital ecuatoriana, Quito, y la reserva garantiza la protección del oso de anteojos o andino, especie emblemática para el Ecuador y la región salpicada por la cordillera suramericana.

El ministro añadió que el reconocimiento refleja que se puede “conjugar un modelo de gestión económico y social de la mano de la conservación de la biodiversidad”.

Asimismo Saadia Sánchez, representante de la Unesco en Quito, felicitó al Gobierno de Ecuador y a sus comunidades, “por preservar y dar importancia a los ecosistemas”.

El Chocó Andino, parte de la Red Mundial de Reservas de la Unesco, tiene una extensión de 286.805 hectáreas y concentra flora y fauna icónicas, además de ser fuente de agua potable, producción agroecológica y generación eléctrica.

Además del Chocó, la Unesco ya había designado en el pasado como reserva de la biosfera en Ecuador al Parque Nacional Galápagos, Yasuní, Sumaco, Podocarpus-El Cóndor, el Macizo del Cajas y Bosque Seco.