14-03-2018 | 13:24

Acnur solicitó acciones de protección y refugio para los venezolanos en el país

    venezuela

    Ibarra.- Diariamente más de 2 500 migrantes de Venezuela ingresan al país por el puente internacional de Rumichaca. El éxodo de extranjeros aumenta significativamente y esto ha ocasionado que organismos locales e internacionales se preocupen por la situación de los venezolanos en el Ecuador.

Comunicado. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Acnur, en un comunicado oficial insta a los estados receptores y/o a los que ya acogen a los venezolanos para que les permitan el acceso al territorio y a que continúen adoptando respuestas adecuadas y pragmáticas orientadas a la protección y basadas en las buenas prácticas existentes en la región.

También mencionan que están preparados para trabajar con el fin de elaborar mecanismos adecuados de protección internacional.

“Estos acuerdos están guiados por el principio de que brindar protección internacional, es un acto humanitario y no político”, señalan.

venezuwela2

Análisis. Bajo este contexto, Guillermo Robayo, miembro de la Misión Scalabriniana que analiza el tema en la frontera norte, comenta que el refugio no aplica solamente a conflictos armados, ya que las condiciones son socioeconómicas y están ligadas a un conflicto político que genera un nivel de violencia, carestía y empobrecimiento.

Además destacó que la presencia de migrantes no quita o elimina plazas de trabajo, ya que esas son dinámicas económicas locales.

“El perfil de un migrante venezolano puede ser mucho más aportante a la sociedad que cualquier otro, lo único es que hay que encontrar los mecanismos adecuados para que se puedan aprovechar”, relató con relación a el nivel académico de la mayoría de migrantes.

Situación. El venezolano Robinson Guida llegó hace cinco días a Ecuador y asegura que hay que trabajar de forma independiente para poder ganar dinero.

“Vine solo y dejé a mi familia en Venezuela. La gente en Ibarra es muy receptiva, estoy reuniendo dinero para irme a Perú y trabajar en lo que encuentre”, menciona.

Por su parte, Francis Medina, de 26 años, llegó hace siete meses al país con la intención de superarse y ayudar a su familia.

“En Venezuela estamos viviendo una situación difícil, la mayoría de personas que salimos somos profesionales, queremos venir a trabajar y dar lo mejor de nosotros. Soy enfermera y me he encontrado buenas personas en el camino que me han ayudado mucho”, señala con notable satisfacción.

La protección internacional se ha hecho evidente para una proporción significativa de venezolanos.

Al menos  2 500 venezolanos ingresan a Ecuador cada día por la frontera Norte. El número aumenta con el pasar de los días.

“No solo se establece como un proceso violento físico, también se dan en ciertas formas de mirar y hablar del extranjero como un enemigo. Viven un tema de desplazamiento forzado ya que en su país no les ofrecen seguridad en salud, economía, empleos y educación”, dijo Robayo.