Enner Valencia se pronunció sobre proceso judicial de alimentos

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Untitled 2Enner Valencia, futbolista ecuatoriano, difundió  a través de su cuenta Twitter, una carta de dos carillas explicando detalles del problema legal que casi lo lleva a prisión antes del partido frente a Chile por las eliminatorias hacia Rusia 2018.

 

En ella explica que al momento está enfrentando procesos judiciales con madre de su hija de cinco años de edad, a quien acusa de querer beneficios personales.

Diario El Universo publicó la versión del futbolista. Valencia señala: "... pese a haber cancelado dentro de los últimos dos años, una suma aproximada a los CIEN MIL DÓLARES DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA, por concepto de pensiones de alimentos, lo cual se puede verificar en la página web de la Función Judicial, se me ha impedido fortalecer la relación con mi hija, pues su madre me impide ejercer contacto alguno con ella en mis visitas cuando me encuentro en Ecuador"

Detalla también que él decidió solicitar la custodia de su hija con el objetivo de que la niña vaya a estudiar a Inglaterra, donde ahora reside el futbolista. Según el comunicado, la demanda fue concedida en diciembre del 2015 y junto a esa decisión se le ordenó la suspensión de los pagos de pensión de alimentos que la madre de la menor recibía mensualmente.

¿Por qué pidió la custodia? Valencia escribe que las autoridades comprobaron que su hija era víctima de violencia física y psicológica por parte de la madre.

El futbolista describe que la madre de su hija gastaba el dinero de la pensión alimenticia en la compra de un auto de lujo, joyas, viajes, entre otras cosas.

Dice también que la mujer dejaba abandonada a la niña en Esmeraldas para: "...ejercer sus actividades de modelo y bailarina en un club nocturno de caballeros en Guayaquil, así como para ofrecer servicios para adultos en páginas de internet, donde en una de sus imágenes, promocionándose, aparece mi pequeña hija parada a su lado, viendo inocentemente a su madre posar".

Explica que mientras él está realizando los trámites de residencia para la menor, dejó a la niña al cuidado de su madre y hermana. "No obstante a lo anterior, la madre de mi hija, a sabiendas de todo esto, mediante engaños y astucias, consiguió sospechosamente que se reactive el pago de pensiones alimenticias, pese a que en la actualidad, la resolución judicial que me concede la custodia, permanece vigente".

Valencia califica de "show" el intento de detención que vivió el pasado jueves y añade: "Para detener esta persecución, me he visto en la necesidad de entregar a favor de mi hija, dentro del proceso judicial, una propiedad ubicada en la Vía Samborondón, con la cual se cubre la totalidad de las supuestas obligaciones impagas, cubriendo en exceso eventuales pensiones del futuro, y además un cheque por DIEZ MIL DÓLARES DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA, con el que mi abogado ha puesto fin a este incómodo momento que tanto daño me ha causado".