Presidente de Ecuador destaca popularidad de su Gobierno pese a adversidades

Ratio:  / 1
MaloBueno 

correaQuito (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, destacó  la popularidad de su Gobierno a pesar de los momentos difíciles que atraviesa el país, al citar un estudio de la encuestadora Mitofsky.

El mandatario reprodujo en su cuenta de Twitter la clasificación que el estudio otorga a los gobernantes latinoamericanos, que encabeza el presidente dominicano, Danilo Medina, con una aprobación del 83 %, seguido del gobernante nicaragüense, Daniel Ortega, con el 67 %.

En tercer lugar, según el estudio, se sitúa Correa, que obtiene un índice de aprobación del 61 %.

"Pese a las grandes dificultades económicas y desastres naturales que hemos enfrentado en los últimos meses, 'ranking' Mitofsky nos pone nuevamente entre los Gobiernos más populares del continente", comentó el mandatario en su cuenta de la red social.

Ecuador sufrió en abril un terremoto que golpeó con especial dureza a las provincias de Manabí y Esmeraldas, en la costa norte, y dejó 673 muertos y miles de damnificados.

El Gobierno calcula que la reconstrucción de las zonas afectadas tendrá un costo de 3.344 millones de dólares.

Además, el país atraviesa momentos económicamente difíciles por la caída de los precios internacionales del petróleo, principal producto de exportación de Ecuador y por la apreciación del dólar estadounidense, moneda adoptada por la nación en el año 2000.

Correa, en los mensajes que acostumbra a escribir en Twitter al inicio de la semana, agregó: "¡Gracias.....pueblo ecuatoriano, sabes que jamás te fallaremos!" y anunció que el viernes y el sábado se celebrará una sesión itinerante del gabinete gubernamental en el cantón Huaquillas (provincia de El Oro, en el sur, fronteriza con Perú).

"Estamos tratando de ir a zonas afectadas por el terremoto o zonas de frontera golpeadas por las depreciaciones de países vecinos", dijo en referencia a los problemas del comercio en las zonas fronterizas por el descenso de las ventas, en favor de las que se registran en los territorios de los países vecinos, con precios más baratos.