Su dueño murió en el terremoto de Italia, pero él no lo abandona

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Untitled 7Se llamaba Andrea, tenía 45 años y amaba a su perro por encima de todo. Casi tanto como su perro a él.

En unas emotivas imágenes emitidas en el telediario, el cocker, tumbado junto al ataúd de su dueño, se niega a abandonar el lugar.

Una vez comenzado el funeral, el desolado can vuelve a aparecer para dar el último adiós a Andrea. Familiares del fallecido acercan al perro al ataúd, y la reacción del animal no puede ser más amocionante.

Moviendo la cola por volver a encontrarse con su dueño, olisquea la caja, y no quiere apartarse de su lado. Una conmovedora imagen que ha llegado al corazón de todos los presentes.

Haz click aquí para ver el video