Maestros mexicanos quieren probar que "no hay barreras" en lucha

Ratio:  / 0
MaloBueno 

mexico

Los maestros mexicanos contrarios a la reforma educativa se tomaron este miércoles el Zócalo capitalino al final de una de sus marchas para demostrar al Gobierno federal y local que en su lucha por la derogación de la ley "no hay barreras".

 

Las diferentes secciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) comenzaron a entrar pasadas las 14.00 hora local (19.00 GMT) en la plaza, donde el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, les había impedido el paso.

"No que no, sí que sí, ya llegamos hasta aquí", clamaron los docentes a su llegada por la calle 5 de mayo.

Aferrados a carteles con lemas como "Peña Nieto reprime libertades" o "No le temo a la evaluación, rechazo la corrupción", los docentes avanzaron hasta la puerta del Palacio Nacional, donde celebraron un mitin político.

La CNTE se atribuyó como un mérito "histórico" llegar al Zócalo por segunda vez en una semana y dijeron que esta acción forma parte de su "estrategia de lucha".

"Estamos demostrando al fascista de Mancera que ante la disciplina de la CNTE no hay barreras que impidan su paso y su marcha", dijo uno de los maestros de la oaxaqueña Sección 22, subido a una furgoneta junto con otros líderes magisteriales.

A continuación señaló que el Zócalo es un espacio que "es de los trabajadores y del pueblo mexicano" y que, por tanto, lo van a ocupar "cuantas veces sea necesario".

Los maestros exigieron que se resuelvan "de una vez y para siempre las demandas centrales de la CNTE".

Estas son la derogación de la reforma educativa de 2013, la defensa de sus derechos como trabajadores, la libertad de los líderes magisteriales presos y la presentación con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en 2014.

Ante estas cuestiones, el portavoz pidió no dar "ni un paso atrás".

Los maestros de la CNTE, organización que tiene más fuerza en los estados del sur del país, se mantienen en huelga desde el pasado mayo y desde entonces han reforzado sus protestas contra la reforma promulgada por el actual Gobierno con marchas, plantones y bloqueos carreteros.

En la capital mantienen un plantón en la céntrica Plaza de la Ciudadela. La semana pasada también consiguieron entrar en el Zócalo, pero a diferencia de hoy, lo hicieron a través de pequeños grupos dispersos.