Exdictador "testigo" en caso de muerte de guerrillero en Ecuador

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Untitled 2El exdictador de Panamá Manuel Antonio Noriega, preso en su país desde 2011, fue vinculado por la Justicia ecuatoriana como "testigo" en el caso de la supuesta detención ilegal, tortura y ejecución extrajudicial en 1986 del guerrillero Fausto Arturo Jarrín, dijo hoy su abogado.

"En Ecuador están llamando a Manuel Antonio Noriega como testigo en el caso, no lo están vinculando como partícipe de la muerte" de Jarrín, aseguró a Efe el abogado del exgeneral, Ezra Ángel.

Noriega, de 82 años y condenado a 60 años de prisión en Panamá por varios delitos, incluido homicidio, fue vinculado el miércoles junto a otras cuatro personas por la Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador al caso Jarrín.

Tras la audiencia de vinculación, la Fiscalía ecuatoriana tiene 30 días para profundizar la investigación del caso.

El abogado del exgeneral explicó este jueves que seguramente la Justicia ecuatoriana apelará al Tratado de Asistencia Legal vigente entre los dos países para enviar, vía Ministerio de Relaciones Exteriores, "algún tipo de cuestionario o de solicitud de que se practique una diligencia" para recoger las declaraciones de Noriega.

Al ser preguntado sobre si el exdictador accederá a dar su testimonio por el caso Jarrín, el abogado defensor respondió que "sería prematuro dar una opinión sin tener mayor detalle del proceso" que se desarrolla en Ecuador.

Sobre el caso Jarrín el abogado defensor explicó que en 1986, cuando Noriega era gobernante de facto como general de las Fuerzas de Defensa de Panamá, "el Gobierno de Ecuador pidió como asistencia que se capturara a esta persona y fuera puesta a órdenes de las autoridades ecuatorianas".

"Eso fue lo que se hizo: se capturó y se puso a ordenes de las autoridades de Ecuador sano y salvo. Él (Jarrín) fue trasladado a Ecuador, él llegó a Ecuador con vida sano y salvo. En las decisiones que hayan tomado las autoridades de Ecuador en ese momento no tiene injerencia alguna el general Noriega", añadió.

Según la Fiscalía ecuatoriana Noriega fue vinculado al caso porque él, personalmente, ordenó la detención de Jarrín, cuando se encontraba en Panamá.

Luego de ser aprehendido en Panamá, Jarrín fue trasladado a Ecuador y, en lugar de ponerlo a órdenes de la autoridad judicial, fue llevado a una caballeriza de la Policía en la localidad de Tambillo, cerca de Quito, de acuerdo con la información judicial ecuatoriana.

La misma fuente agregó que en ese lugar Jarrín fue torturado y el 26 de octubre de 1986 fue presuntamente ejecutado por agentes de la Policía.

Noriega llegó a Panamá en diciembre de 2011 tras cumplir 21 años de cárcel en Estados Unidos y Francia por delitos de narcotráfico y lavado de dinero.