Cannabis: Ecuador considera su uso medicinal

Ratio:  / 1
MaloBueno 

cannabis

Este lunes la Asamblea Nacional reunió a médicos, parlamentarios y otros profesionales quienes defendieron el uso de la marihuana con fines terapéuticos y medicinales.  La actividad tuvo una modalidad de foro para debatir un proyecto de ley aprobatorio.

 

Gabriela Rivadeneira, presidenta del Legislativo, considera que no debería ignorarse la efectividad demostrada de los componentes del cannabis (nombre de la planta) en el tratamiento de una larga lista de dolencias que tienen como característica común el sufrimiento prolongado de pacientes.

Entre las enfermedades que ayuda a combatir se encuentran diferentes tipos de cáncer altamente invasivos, glaucoma, epilepsia, vómito y nausea pos quimioterapia, dolores crónicos y esclerosis múltiples.

La titular del Pleno recordó que en la región Costa Rica, Colombia, Uruguay, Chile y Puerto Rico han aprobado el uso terapéutico del cannabis y en países como Alemania, Canadá, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Holanda, Italia y Estados Unidos se producen medicamentos basados en esta planta.

De acuerdo con Rivadeneira, el proyecto de ley plantea un círculo de producción y distribución que será controlado por la autoridad sanitaria nacional, la Secretaría Técnica de Drogas y según lo establecido en la Ley orgánica de prevención integral del fenómeno socio económico de las drogas.

"Pero el dolor de los pacientes no puede ser ignorado por un prejuicio basado en la desinformación", apuntó y con ella coincidieron varios especialistas que fundamentaron el criterio no solo con investigaciones científicas de los beneficios sino con exposiciones de la manipulación respecto al empleo de la planta.

El doctor Arturo Chiriboga alegó que la legitimidad médica de la marihuana es ancestral pues acompañó al hombre desde el principio de los tiempos en su proceso de sanación, sin embargo esta medicina natural se convirtió en objeto de competencia para otros sintéticos y su prohibición en un negocio.

"La ilegalidad conduce al contrabando y la movilización de grandes cantidades de dinero y armas", acotó. Para este galeno, el peligro está en la manipulación pero lejos de la propaganda oficial aclaró que nadie en el mundo ha muerto de una sobredosis de marihuana.

En representación del Ministerio de Salud Pública, el coordinador general del desarrollo estratégico en salud, Santiago Escalante, destacó el empleo con excelentes resultados para tratar condiciones médicas que no cuentan con alternativas terapéuticas.

Mientras María Isabel Ortiz relató la experiencia personal con su hija de 12 años, discapacitada y epiléptica, que luego de probar en Estados Unidos con varios tratamientos y hasta con implantes, no halló una verdadera mejoría hasta probar medicamentos hechos a base de cannabis.

A esta madre le consta, según recalcó, que la medicina química tiene límites y terribles efectos secundarios en una enfermedad mortal como la epilepsia refractaria, sin embargo la medicina natural como la marihuana es un regenerador celular, mejora la calidad de vida del paciente y no tiene efectos secundarios.